viernes, 7 de diciembre de 2012

Love My Little Brother

Gracias por sus comentarios (^^) me animan a seguir XD! Sin más que decir... acá la continuación... está algo corta >w< prometo hacerla larga luego -w-
Mira ki-chi! Aparición estelar de nuestro nene más chibi!!! a petición >w<!!! Douzou!


Capítulo 2: La verdad del gato
[[Observa por la ventana, su corazón late a mil mientras observa a las personas abordar el avión, para él no es precisamente “emocionante” volver a su casa en estas fechas... Siendo navidad, debería ser un sentimiento de dicha y gozo, más no para Ryosuke... para él era una tortura...]]
Veía como familias enteras se encontraban en el aeropuerto, es normal en esta época del año, donde todos conviven en paz. Puedo ver sus rostros llenos de felicidad al verse después de tanto tiempo... Más eso no signifique que para todos signifique dicha.
Aunque ya ha pasado bastante tiempo, mi corazón no deja de doler cada vez que veo a mi amado con otro. Me es muy difícil aceptar esa relación... Mi hermano teniendo novio, entregándole su corazón a otro que no soy yo... Duele... duele mucho... Aun cuando ya han pasado varios años desde que salen.
Sé que debí haberme rendido con él desde el principio, pero simplemente no puedo... Lo amo... LO AMO DEMASIADO... Si no fuera por él, estaría muerto en estos momentos... Lo supe desde que llegó a la casa... mi vida sería otra junto a mi hermano...
-Buenas tardes~- una persona me saluda
Eso me obliga a quitarme los auriculares que traigo puestos para saludarlo
-Buenas tardes~- le sonrío para luego quitar mi maletín de mano y permitir que se siente a mi lado
-Hace frío- comienza un plática común y corriente para evitar el tiempo
-Algo~ por eso es bueno traer un abrigo a la mano... o mejor una manta si el vuelo es largo- respondo, sólo deseaba distraerme, sentir que con esta plática al menos podría olvidarme un poco del hecho de que... cuando aterrice el avión... estaré de nuevo en el infierno...
-Ya lo creo... ¿No tardaremos mucho o si?- se nota preocupado, yo rio un poco pero niego
-Vamos a Japón... Si acaso tardaremos como un día en llegar, tal vez menos... No se preocupe-
-Ya veo... ¿Tú eres de allá?- ahora es cuando comenzamos a conocernos
-Si... estudio acá pero soy originario de allá-
-No se nota, tu dicción es buena...- me extiende la mano- Usugi Iroi... es un placer-
-el placer es mío- tomo su mano- Yamada Ryosuke-
Y es así como, con un desconocido entablo una conversación de probable amistad pasajera, con el propósito de olvidarme por instantes de la pesadilla que me aguarda al finalizar el viaje.
Tras varias horas de viaje, al fin logro divisar Japón, mi corazón palpita acelerado, pero no es por la emoción, si no por la angustia que traigo dentro. En la mañana llamé a mis padres, les avisé de mi regreso, pero dado que ambos trabajaban ese día, me dijeron que Daiki pasaría por mí... La persona que menos quiero ver es la primera que veré ¿Qué esto no puede ser peor?
Suspiro cansado, debo calmarme y tranquilizarme lo más que pueda, sin embargo... no puedo... Me coloco los audífonos para buscar música que me relaje pero mis manos tiemblan... Siento mi cuerpo pesado, el aire comienza a faltarme... ¡NO ES POSIBLE!
-¿Te encuentras bien?- el chico de hace rato ya tiene bastante confianza conmigo para tutearme, siendo menor que yo por 5 años
-¿Eh?- respondo atontado –Si... solo que me pongo nervioso por el viaje... eso es todo- cierro mis ojos intentando tranquilizarme
Sólo un momento pasó para que anunciaran el familiar “Colóquense los cinturones de seguridad que en breve descenderemos... etc.” Ahora los nerviosos no son capaces de apartarse de mi lado. Estando con los ojos cerrados, veo la imagen de mi hermano en el aeropuerto, sé que me espera con una sonrisa cálida, aquella que me hace querer lanzarme a sus brazos y besarlo con fuerza para proclamarlo como mío... Pero entonces una figura aparece a su lado... es Inoo, su novio... lo toma de la cintura, lo abraza y lo besa frente a mis ojos... No puedo hacer algo pues fue él quien ganó su corazón... jugó limpio y es por eso que acepto mi derrota, aunque duela...
Muerdo mis labios, mi pecho se oprime y deseo que sea sólo una pesadilla, aun a sabiendas de que es mi cruel realidad... Mi boca está seca, necesito líquido... pero antes de poder pedir algo, siendo una mano sobre mi mejilla, al abrir mis ojos ese chico de ojos lindos e inocentes me mira. Sus ojos oscuros y profundos hacen que me dé cuenta de que algo no anda bien en mi rostro, esa razón es... lágrimas... mis ojos derraman lágrimas... Tengo tanto miedo de bajar del avión, de ver a mi hermano con su amado... de saber que otro año estaré sin él... tengo miedo... mucho miedo...
-No te ves bien...- su vocecita es dulce, este niño parece bastante maduro –Vamos al baño~- me indica con la vista y antes de poder responderle estoy siendo jalado por él hasta el cubículo, en donde mis sollozos no pueden ser escuchados –Acá estarás bien...- me sonríe para luego salir- estaré acá fuera... el baño está ocupado...- sale para cerrar la puerta y recargarse, o eso pude oír
Ahí, en ese lugar... a solas... puedo al fin llorar con todas mis fuerzas, grito y me tapo la boca, me halo de los cabellos por la desesperación hasta caer al suelo hincado. Los sollozos no paran pronunciando el nombre de Daiki con cada lloriqueo, la fuerte turbulencia que mueve el avión no es más que la desesperación de mi corazón al aterrizar a la realidad...
El avión a aterrizado, las personas bajan, el avión se vacía poco a poco pero no tengo fuerzas apara levantarme del lugar en el cual me encuentro, en el piso del cubículo del baño... Ahí, con los ojos totalmente hinchados, el cuerpo sudoroso, la garganta adolorida y el pecho apretado, me mantengo en silencio hasta oír como alguien abre y entra por esa pequeña puerta blanca
-Traje tus cosas- es el chico de antes, que ahora me mira tiernamente
-G-Gracias...- logro pronunciar levemente, alzando mi mano para que me entregue la maleta, pero escondiendo mi rostro entre mis piernas dobladas para que no me vea
-De nada~- siento su mano en vez de mi maleta, esto me hace alzar el rostro- no puedes bajar así, o las personas pensarán que le temes a las alturas- se inclina y delicadamente me levanta- ven~ te ayudaré- menciona lo último con seriedad, notando que ahora saca de su bolsa unas cosas
-¿Q-Qué haces?- lo observo atento
-Ciertas personas me han enseñado un truco para estas situaciones, sólo relájate y deja que te ayude- me sonríe y siento que puedo confiar en él
Al cabo de un rato, al verme al espejo, la hinchazón ha desaparecido, mis ojos rojos ahora se ven normales, mi rostro ahora está tranquilo... no muestra señas de frustración o señal alguna de mi llanto... este chico es mágico
-Gracias- le sonrío, pero mi celular suena... es mi alarma... // ¡RAYOS! ¡YA ES TARDE!//
-De nada- logro oír antes de salir por esa puerta a toda prisa para bajar del avión
Como me dio calor en el baño, me abrí la chamarra y deshice mi bufanda... Bajé a tal prisa del avión que ni me percaté del frío... estaba más preocupado por el regaño que recibiría que no me importaba nada más... claro... eso fue antes de ver a mi hermano en el aeropuerto... esperándome junto a Inoo...
Al verlo, me detengo, mi corazón se detiene, no quiero avanzar... pero si no lo hago, jamás lo haré... Lentamente avanzo, mis pasos pesan y mi pecho arde...
-¡RYOSUKE!- oigo mi nombre ser pronunciado por Inoo
Alzo la vista, los veo ahí, Inoo sonríe y no me atrevo a ver a mi hermano, que sé está con una sonrisa cálida esperando mi llegada... //Vamos Ryosuke... sonríe... sonríe... ¡SONRÍE!// y... sin darme cuenta... una sonrisa aparece en mi rostro...

3 comentarios:

  1. Usagi-san!!!!!!
    waaaaaaaaaaaaa
    esa aparición estelar me encantó, tenía que ser Iroi *-*
    Pobe Ryo-chan!!!!!!!!!
    buahhhh >___<
    qué tortura~~~
    cómo puedes hacerlo sufrir tanto *snif snif*
    waaaaaaa
    es tan triste!!!!!!!!!!!!
    Daiki no baka~~~
    cómo no te da cuenta del daño que le haces
    y no sé por qué siento que va a sufrir más
    waaaaaaaaaaa
    oke ya me calmo *snif snif*

    Espero conti~~~

    ResponderEliminar
  2. kyaaaaaaaaaa lo ameeee
    ryo-chan como sufre pobre
    si quiere yo lo puedo consolar
    en mis brazos xDDD
    y ese baka de daiki como le hace
    eso a mi ryo-chan...
    esta demasiado emocionante...

    conti~ conti~ ^^
    tomense su tiempo no las apuro >.<
    pero no mucho ñ.ñ

    ResponderEliminar
  3. noooooooooooooo

    mi ryosuke sufre
    no quiero que mi ryosuke sufra (。_。)
    demo iroi fue muy amable con ryo cha
    en verdad me da pena ryosuke pobre
    tener que volver solo para sufrir mas (゚ペ)

    aun asi el fic esta muy interesante
    quiero contiii /♡\(・∀・*)

    demo sin presion hazlo con calma ^^ nee

    ResponderEliminar