martes, 18 de diciembre de 2012

Love My Little Brother

Aún no termino de convencerme en si está interesante o no (XD) Por mi parte me encantó pensar en el siguiente cap ( ¬w¬) algo muy pero muy divertido pasa!!!! Ojalá y piensen lo mismo!!! Pero por lo mientras~ Acá le dejo éste cap... jejeje Inoo con celos!!!! >w<!!!
Douzou!!!!!


Capítulo 7: Conejo en dilema
El frío penetraba con fuerza por esa ranura en la ventana, dejando entrar unos cuantos copos de nieve a la habitación. La noche entera había estado nevando, el día ahora amanecía nublado y el frío de esa mañana helaba con fuerza... Pero yo no sentía ni pisca de frio en mi cuerpo, la razón, mi pequeño hermano se encontraba recostado a mi lado...
Estaba totalmente desnudo, así siempre se exhibía conmigo cuando podía. Sus delgados brazos cálidos rodeaban con fuerza mi cuello a la par de ver su rostro tan cerca del mío. Su linda sonrisa me hacía querer quedarme así siempre, pero algo en mí me lo impedía.
-Ryosuke~- le susurre picándole una de sus mejillas- hermanito... es hora de levantarse~-
-¡Uhm!-pujó negando, acercándose a mí y besando mis labios- No quiero~ -hizo un puchero tierno sin abrir los ojos
-Ryo-chan... no seas un niño- lo empujé levemente del pecho
-¡No quiero!- Se aferró más a mi cuello.
Nunca me importó esa actitud, es más... a veces me enternecía con sus esfuerzos por hacer que le correspondiera, sin saber que... cierta parte de mí... le encantaba que peleara por mi corazón... Siempre besándome con sus labios suaves y dulces, dejando que lo acaricie sin importarle nada... Amándome de manera tan obsesionadamente incestuosa...
-Te amo Daiki...- susurró desde mi pecho
-Ryosuke... yo igual te quiero... como mi hermano... deja de decir tonteras y ya levántate...- le exigí en un tono de mando
-No... Hasta que me digas que me amas...- alzó su vista clavándola en mí, sus ojos grandes e iluminados me hacían sentir incómodo... No puedo estar de ésta manera con mi hermano
-Ryo-chan...- me sentí mal... no puedo corresponderle por el simple hecho de ser mi hermano
-Por favor Daiki- tomó mi mano y la puso en su entrepierna, sorprendiéndome
-¡Ryosuke! ¡Qué haces!- Atiné a decir
-Por favor... tócame... anhelo tus manos... –sollozaba- di que me amas como yo lo hago... Te amo Daiki... ¿no oyes mi pecho? Mi corazón sólo late así a tu lado...- agachó la cabeza y se enterró entre mi pecho y brazos- Ámame...-
-Ryosuke~- aparté mi mano de su entrepierna con fuerza, alcé su rostro y le besé la frente- Te he dicho que sólo me amas como hermano, pero estás confundido porque estas creciendo... No sigas con esto... A tu hermano mayor le cuesta rechazarte siempre...-
-Pues no lo hagas...- se lanzó a mis labios intentando hacerme reaccionar, pero simplemente mí deber como hermano era resistirme... aunque... ya hace tiempo me estaba constando...
-Ya basta... O no dejaré que te metas a mi cama de nuevo... cerraré con seguro...- le amenacé para que terminara
-Eres cruel~- fue lo último que dijo antes de apartarse y enrollarse en las cobijas –Quiero seguir durmiendo... tú levántate- se oía molesto debajo de las cobijas
-Ya... No te enojes...- me levanté y me encimé en él levemente, alzando las cobijas para que le viera su rostro sonrojado y lindo viéndome
-Pues no me hagas enojar... o ya no te acompañaré a dormir- me dijo en puchero, sonriendo luego para alzarse y besarme- ¡¡¡Te quiero hermano!!!!-
-Yo Igual...- le sonreí antes de apartarme- Ahora... a alistarnos antes de ir a la casa de la Tía por los regalos... –le besé la frente y me levanté, yendo al baño para tomar una buena ducha con agua fría aun estando helado afuera, pues mi pequeño hermano había hecho una travesura grande bajo mis pantalones
-Gracias a kami que Ryosuke no quiso sentirme y no me vio- dije desde la ducha”

Mis ojos se entreabrieron, ahora recordaba esas insistencias de mi hermano hace tiempo “¿Qué me pasó que no le hice caso?” esa idea penetró en mi mente tan de repente que me hizo alzarme de la impresión, viendo en el espejo frente a mi cama mi evidente sonrojo. A veces llegaba a pensar que mis tontos pensamientos estaban jugando con mi mente, pero hace poco es que descubrí parte de la verdad, Ryosuke me gustaba... Me parecía atractivo y el hecho de extrañar su forma de comportarse conmigo lo hacía aun más irresistible... pero el verlo como hermano y hacerme la idea de verlo siempre así me confundía bastante... No obstante sabía que amaba a Inoo y sólo me gustaba Ryosuke... Pero ahora ya no sabía que pensar... Mi cabeza estaba hecho un lío...
-¿Ya estás despierto Daiki?- Tocó mi madre para hablar
-Si~ gracias mamá... estaré listo en breve- respondí levantándome de la cama
-Esta bien... pero que sea rápido... Ya todos estamos listos...-
-Si~- busqué mi ropa para vestirme, recordando la noche anterior...

LA NOCHE ANTERIOR
Ryosuke yacía en el suelo llorando, yo no podía hacer nada para consolarlo... Mi cuerpo estaba petrificado, mi mente en blanco y mi corazón destrozado... ¿Cómo le pude hacer tanto daño?
-Perdón... perdón... perdón...- susurraba
Él me amaba... de verdad me amaba... esa ilusión vaga que yo mismo me hice para negarlo se había roto esa noche, tan turbia, fría y melancólica que me consumió
-Ryo...- intenté hablarle cuando en ese justo momento la puerta sonó... alguien tocaba el timbre a esas horas de la noche... el único que lo hacía era...
-Inoo~- dije en un susurro
Al instante de voltear a ver a Ryosuke, sólo vi una sombre pasar, luego le vi en las escaleras y por último un sonido de una puerta azotándose
-¡Ryosuke!- Alcancé a decir antes de que azotara la puerta, pero no recibí una respuesta...-Mejor voy a atender- me dirigí a la puerta y la abrí –hola... Inoo...- efectivamente era él
-Daiki... Quiero darte esto... – me dio un pequeño bolso con un moñito- No creo poder estar en la navidad por que debo ir a ver a mi hermana enferma desde mañana... así que mejor te lo doy hoy...- estaba serio... aun no se le pasaba lo de hace rato
-Quiero hablar contigo... ¿Puedes pasar?- me aparté para que entrara, recibiendo una negación por su parte con la cabeza, volteándose de nuevo para irse -¡ESPERA!-
-Mañana me voy temprano... volveré para año nuevo...- caminó
-¡Kei!-lo tomé de la mano y lo detuve, sintiendo un poco de resistencia de su parte- Disculpa... lo que pasó hace rato de verdad... No era mi intención tratarte así... sé que sólo querías ayudar y yo te traté tan mal... perdón...- no podía alzar el rostro
-Eso no es lo que me molestó...- alcé de prisa mi rostro, ¿No era lo que le molestó?- Si no... –se giró a verme, sus ojos denotaban angustia... conocía a Inoo a la perfección y podía incluso notar un desdén de enojo y celos- Dime algo Daiki... ¿Te irías a vivir conmigo?-
Me quedé en shock, su propuesta me descolocó totalmente, pero un sentimiento de angustia invadió mi ser... ¿Cómo pensarlo en estos momentos? Si debería ser lo más feliz del mundo, ahora mi amado me pedía oficialmente estar juntos... ¿Cómo negarme?
-Yo...- mis ojos brillaron, aun teniendo esa angustia estaba feliz- Yo qui...-
-A un lugar... lejos... sin poder ver a tus padres seguido o a Ryosuke...- se giró a verme...esa inmensa felicidad que me invadió se desvaneció de inmediato, mi lindo brillo en los ojos ahora cambió a uno de sorpresa y miedo
-¿Eh?- contesté atontado
-No verás a tus padres seguido... sólo vendremos de vez en cuando... en navidad y año nuevo, en el día de madres o días festivos que nos den... viviremos prácticamente alejados de todos... incluso de... Ryosuke... que es el que probablemente veremos menos...- me miraba fijo
Debo decir “Si, acepto” después de lo que pasó hoy la mejor opción es alejarme de mi hermano pero... No quiero... Mi cabeza comienza a pulsar de momento, llevando mis manos a mis sienes para tallarlas con fuerza
-No me puedes contestar... ¿Cierto?- estaba enojado
-Yo...- agaché la mirada
-No puedes.... –suspiró- Te daré hasta año nuevo... Pues el próximo año me iré a estudiar al extranjero... En España... y quiero que me acompañes-
-No me dijiste que te ibas... ¿Dentro de dos años? – estaba angustiado
-Surgieron unos problemas... Me tengo que ir antes... –se me acercó- Daiki... te amo... y quiero que me acompañes... pero hay algo que me incomoda... –desvió la mirada, se mordió el labio y frunció el ceño- Tú... quieres a Ryosuke de otra manera... ¿No es verdad?-
Me mantuve callado, su voz seria me dejó perplejo “Debo responder que no” me dije en mis adentros pero las palabras no salieron... Yo sabía que era mentira... De verdad me gusta mi hermano pero no como todos creen... sólo siento atracción sexual hacia él... Pero si le decía eso a Inoo se iba a sentir muy acomplejado, lo sé... Iba a pensar que no me satisface lo cual no es el caso...
-Lo supuse... de verdad no sabes que responder...- me sentí derrotado
-No... No es eso... ¿Por qué me preguntas estas cosas de repente?- inquirí
-Te voy a dar hasta año nuevo... Seré egoísta pero de verdad me cela demasiado que no pienses sólo en mí... Tendrás que decir Daiki... A Ryosuke... O a mí- su vista de seriedad me heló, estaba totalmente molesto y aun sin verme podía sentirla, esa aura me congelo hasta los huesos, nunca antes se había comportado así... estaba aterrado -Nos vemos...-
-I-Inoo- susurre pero logró irse
Entré a la casa totalmente empalidecido, me quede observando el obsequio que me dio y suspiré, no debía abrirlo hasta navidad para no perder la magia...

EN LA MAÑANA
Al fin estaba vestido, pero las imágenes de Ryosuke y la proposición de Inoo no me dejaban en paz, estaba en un dilema... De verdad voy a perder la cabeza si sigo con esto...
-Daiki~ - mamá me habló
-Ya voy...- grité y salí de mi habitación, caminando lento hasta las escaleras... Encontrando una imagen la cual para nada me agradó... De verdad... deseaba matar a ese chico... 

3 comentarios:

  1. usagi-san!!!!
    buahhh
    es Iroi-chan????
    o quién???
    me intriga tanto!!!!!!!!!
    waaaaaa
    Dai-chan.. cómo puedes decir que sólo te atrae sexualmente???
    >___<
    nooo es cierto!!!
    te atrae mucho más que eso...
    lo extrañas tanto~~~~
    y no te puedes ir
    sino lo perderás totalmente >___<

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta hisotria. te esta quedando muy interesante, engancha.
    Dai-chan ¿Se quedara? ¡a que si! *mirada del cachorrito* Se tiene que quedar, sino pobre Ryo, tanto tiempo sufriendo por él a ahora encima se va. No, ya le toca dejar de sufrir.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Esta genial!! Ahora le toca a Daichan sufrir un poquito de celos para darse cuenta que no solo le atrae Yamachan ¬¬. Después de todo lo que sufrio Ryosuke a Daiki le toca un poquito, pero tampoco lo hagas sufrir mucho ^^

    ResponderEliminar