lunes, 22 de abril de 2013

In the dark

Ohh minna-san~~~ tenía siglos que no subía ITD hahaha
¡¡Pero ya está de vuelta!!
Este pedacito es la útima parte del cap 1 haha
Y ya le hicimos Kyo-chan y yo una imagen :P
Enjoy it!!





CAPÍTULO 1: “ENCUENTROS FORTUITOS” (3 parte)

Después de tanta oscuridad, al fin pudo divisar una luz a lo lejos. No sabía por cuanto tiempo había estado corriendo pero eso era lo que menos importaba en estos momentos, solo quería escapar.
Takaki: -¿Dónde estoy?- se preguntaba al detenerse sobre las ramas de aquellos árboles, mirando para todos lados sin poder entender que aun se encontraba en el internado –Bien hecho... eso te pasa por no colocar bien la salida de las sombras...- se sentó en forma de indio, cruzando los tobillos y dejando caer su cuerpo hacia atrás sentado.
Cruzó sus brazos intentando descubrir el lugar correcto en donde se hallaba, rascando su cabeza sin identificar claramente, hasta que un pequeño sonido le hizo virarse para descubrir que aun estaba en los alojamientos de ese edificio infernal. Sonrió de forma irónica comenzando a levantarse levemente para seguir su trayecto, no sin antes estirarse un poco para aligerar su cuerpo.
Takaki: -Me pregunto si habrá logrado irse de este lugar sin ser visto...- se decía mientras saltaba de árbol en árbol, deteniéndose ligeramente sobre uno- Mejor lo iré a buscar... Si Hikaru se entera que lo dejé solo me matará... aun soy muy joven para morir, después de todo... 220 años de existencia no me bastan aún para disfrutar de este momento... – sonrió antes de encaminarse a buscar al perdido sin saber que éste estaba en problemas

Sus corazones estaba a punto de estallar, se les podía incluso oír a 5 metros de distancia. La alteración de ambos no era de extrañarse, a una cobija se encontraban de ser descubiertos y ambos estaban seguros que no pasarían de esa noche para contarlo
Arioka: “Maldita suerte la mía”
Yamada: “¿Por qué me toca sufrir de esta manera a mí?”
Al fin el oficial terminaba de alzar la cobija que cubría los pies del demonio, una luz de esperanza se divisó por esa ventana que antes les había metido en ese embrollo. De ella, aparecía la figura de una persona en particular....

Finalmente Takaki se percató de los latidos inestables del demonio aprendiz
Takaki: -Así que estas en esa habitación... valla escondite Dai-chan~ yo que tú hubiera elegido seguir corriendo...- sonreía al acercarse con bastante rapidez a esa ventana con las luces prendidas.
Sin previo aviso o algún tipo de cautela abrió la ventana de un golpe parándose sobre la orilla con la punta de sus pies, apenas y rozando la madera con la que estaba hecho el marco de la ventana
Takaki: -¡DAIKI! ¿Estás aquí? Papá vino a buscarte...- pero su voz y felicidad se desvanecieron al ver que las miradas del director y los oficiales se clavaban en su persona –Oh~ ¿He importunado? – Sonrió de forma nerviosa al percatarse que abajo ya lo habían rodeado – No se pongan tan tensos... si no... 10 años se les quitarán de su vida...- después de decir eso un disparo se oyó de abajo que le hizo saltar de la ventana hacia el árbol - ¡YA SE QUE NO FUI INVITADO PERO NO ES NECESARIA LA AGRESION! ¡¡¡ SE DONDE ESTÁ LA SALIDA GRACIAS!!!- dijo antes de salir huyendo en lado opuesta al edificio, siendo seguido por los oficiales
Director: -¡ATRÁPENLO! ¡NO LO DEJEN ESCAPAR!- gritaba a los concejales y oficial que aun se encontraban en la habitación, quienes salieron corriendo detrás de él al oír la orden

Unos minutos bastaron para que todo quedara en calma de nuevo, saliendo de su cama Chinen y Nakajima a ver por la puerta
Chinen: -¿Qué acaba de suceder?-
Nakajima: -Los demonios nos invadieron... eso sucedió-
Chinen: -Fue retórica mi pregunta... como sea... – se quedo pensativo antes de volver su vista a Nakajima - ¿Por qué llamaste de esa forma a Ryo-chan?- preguntó con enojo
Nakajima: -Ah... por... bueno... –se rascó la cabeza nervioso sonriendo a todos lados – Yo...- la mirada penetrante de Chinen le hacían sentirse intimidado, y cuando eso sucedía, solo podía pensar en algo, llamar a su fiel amigo que en todo lo protegería

Al ver todo en calma, Yamada al fin suspiró aliviado, sintiendo un leve empujón debajo de él
Demonio: -¿Puedes quitarte?- pronunció molesto
Yamada: -A si... – se bajó del cuerpo del demonio pero sin bajarse de la cama, quedando al lado de este hincado sobre sus rodillas
Demonio:- No eres tan ligero- se sentó en la cama buscando señales de peligro, y al no ver nada, caminó sobre la cama con sus rodillas para no dejar mas huellas – Ah~ antes de que se me olvide... No me vuelvas a tocar...- viró su rostro hacia Yamada para dedicarle una mirada seria, engruesando su voz en la última frase, como amenazándolo
Yamada: -No fue mi culpa... las circunstancias me obligaron –se cruzó de brazos molesto, haciendo un puchero y sintiendo un ligero calor en sus mejillas- además... no es como si quisiera tocarte... no tienes nada de atractivo- cerró los ojos
El demonio se detuvo al oír esas palabras, sonriendo de lado al ver el atrevimiento de ese singular vampiro, que no hace mucho temblaba de miedo. Había escuchado de los seres bipolares pero nunca había tenido la fortuna de conocer a alguno así... valla suerte la suya
Demonio: -Tu atrevimiento me sorprende sabiendo que en cualquier momento puedo matarte-
Yamada: -No me hagas reír... me tomaste desapercibido pero ahora puedo contra ti... no me provoques demonio tonto- dijo con bastante seguridad, girándose a ver al demonio
Demonio: -Así que intrépido... –sonrió de oreja a oreja, desapareciendo y apareciendo en el frente de Yamada- No creo que puedas vencerme... vampiro...- 
Ese movimiento fue tan sorpresivo para Yamada que se quedó estático, pero no iba a dejar que ese ser se aprovechara de nuevo de él, ahora si iba a pelear
Yamada: -No te tengo miedo- dijo casi en un susurro
Demonio: -No te creo...- le sonrió de nuevo
Yamada: -Gritaré...- su voz temblaba pero se mantenía firme
Demonio: -¿Qué?- al parecer le sorprendió esa respuesta
Yamada: -Que voy a... ¡GRITAR!- elevó la voz para advertir que no estaba jugando
Al oír eso, el demonio de exalto “¿Qué pasa si me descubren?” Era demasiado tarde para cubrir su boca con su mano, pero si no detenía el grito que estaba a punto de evocar ese vampiro sus oportunidades de escape serían nulas.
Sin pensar en nada más que en cubrir la boca de Yamada, Arioka se cercó solo un poco más aprovechando la cercanía de ambos, y... con un contacto... selló los labios del vampiro con un beso... ese pequeño acto que a ambos hizo estremecer al instante, no duró mucho pues Arioka sintió que alguien llamaba al vampiro, así que se separó enseguida y desapareció por la ventana en la cual había entrado, dejando a Yamada más que con la boca abierta y los ojos perdidos en el vacío...

Nakajima: -¡YAMADA!- gritó sin saber como terminar la frase
Chinen: -¡LO HACES DE NUEVO!- replicó el pequeño vampiro al más alto que ya estaba encaminándose a la cortina del nombrado
Nakajima: -¡YAMADA TE ESTOY HABLANDO!- pero se detuvo de gritar al ver a su amigo como en estado de shock, con la vista perdida y la mano es sus labios, sonrojado de las mejillas -¿Yamada?-
Se acercó más para tocarlo levemente del hombro haciéndole reaccionar, dirigiendo su vista a Nakajima con cierto brillo extraño en él
Yamada: -si~- apenas y pudo pronunciar
Nakajima: - ¿Estas bien? Te ves... extraño...- arqueaba una ceja a la vez que lo tocaba en la frente
Yamada: -¿Eh?- al fin terminó de regresar del mundo de las fantasías -¡Ah! Si... es que estaba sorprendido por lo que pasó... eso es todo...- dijo riendo nervioso
Chinen: -¿Te refieres al demonio en la ventana?-
Yamada: -¡LO VISTE!- dijo exaltado
Chinen: -Todos lo vimos... incluso lo salieron persiguiendo al verlo... Ryo-chan... ¿Seguro que estas bien? – lo vio raro
Yamada: -Ah~ si... es que me perdí por la impresión- rió nervioso “Cierto, había otro demonio” – mejor nos dormimos que al rato tenemos que ir a la escuela... buenas noches... –dijo antes de terminarse por cubrir con las cobijas hasta la cabeza
Nakajima Chinen: -Ok~- ambos se fueron a sus camas ya calmados después de ser interrumpidos

Arioka llegó hasta la entrada sin ser visto, pues al parecer todos estaban siguiendo a Takaki
Yaotome: -Veo que lograste escapar...- dijo saliendo de las sombras
Arioka: -Hikaru... Ellos están siguiendo a Yuya...- se notaba cierta preocupación
Yaotome: -Si~ lo vi correr hacia la parte posterior... pero que se le va a hacer... ¿Nos vamos?- decía despreocupado
Arioka: -¿NO LO AYUDAREMOS?- al alzar la voz, provocó una mirada de enojo en Yaotome
Yaotome: -No tenemos porque... además... el sabe arreglárselas solo... Si no nos vamos descubrirán que nos fuimos y ahí si estaremos en aprietos.... ahora anda que mi vórtice no es estable en las noches... si te quieres quedar muy tu problema- le dijo antes de entrar en el vórtice negro sobre la pared
Arioka dudo un poco antes de adentrarse en él pero sabía que Takaki estaría bien, no por nada era el segundo más hábil de toda la escuela... de seguro nada le pasaría.... o eso esperaba....
Desaparecieron ambos en la oscuridad de la noche

Continuará......

1 comentario:

  1. Agradezco enormemente lo poco precavido que es Takaki xDD Siempre está en el momento oportuno. xD
    Madre lo que ha dado una noche entera.. esperemos a ver como continúan las historias >.<
    ¡Por lo pronto! ¡¡Ya hubo beso ARIYAMAAAAA!! <3 <3 *_____________________* ¡¡ME ENCANTA!! >.< Y Yamada tan pensativo se quedó.. *3*
    ¡Me encanta! <3

    ResponderEliminar