domingo, 20 de enero de 2013

In the dark


CAPÍTULO 1: “ENCUENTROS FORTUITOS” (2 parte)

Eran ya las pasadas 3 de la mañana, el pequeño vampiro no conseguía conciliar el sueño, esto no solía pasarle seguido, no era normal que no pudiese dormir a tales horas de la noche. Sabía que algo no concordaba, el lugar estaba bastante silencioso, ni siquiera sus compañeros de habitación hacían el menor ruido... algo no cuadraba... Se levantó para intentar despejarse un poco.
Con suma paciencia, se dirigió a la ventana, sintiendo sus pasos ligeros, como si flotase en una especie de nube invisible y trasparente, la noche se tornaba entonces aun más rara. Llegó hasta donde la pequeña ventana dejaba pasar los rayos azulados de la luna de verano, abriéndola con suma delicadeza para hacer el menor ruido posible, y una vez abierta, apoyarse sobre el marco de ésta, relajándose, acomodando su cabeza sobre sus brazos ya cruzados, viendo el vasto bosque que se extendía dentro del internado, siendo interrumpida su visión al ver movilización en el edificio vecino.
Arqueaba una ceja, alzándose lentamente mientras veía las luces del otro edificio siendo encendidas con rapidez, oyendo de manera inmediata gritos y de más. No entendía por completo lo que pasaba, solo podía deducir que algún listo había jugado una broma que despertó a todos esa noche, no muy lejos de la cruel realidad.
Suspiró cansado y se dirigió hacia su cama de nueva cuenta, acomodándose entre las cobijas, pero percatándose de un soplo de aire que le dio un escalofrío tremendo en todo su cuerpo “Serás un tonto Yamada... la ventana...” pensó para sí colocando un pie muy ligeramente sobre el suelo, pero al alzar la mirada, vio una figura apenas identificable sobre el marco.
Le bastaron solo unos segundos para darse cuenta que lo que entraba por ella, no era nada más ni nada menos que un demonio, lo podía ver en sus ojos, es su rostro, en sus alas... ninguna otra criatura sería capaz de poseer alas como aquellas: se nota por sobre sus hombros y cabeza, un tipo de alas esqueléticas, como si fuesen grandes huesos cubiertos de piel extraña y delgada, siendo unidos por delgada piel casi transparente, de tipo membranosa... Esas alas no eran de ángel, además sus ojos destellaban un tono rojo, podía identificar además, una ligera parte de su uniforme... era más que obvio que venía del internado para demonios...
Yamada se movió lentamente, no apartando la vista del demonio, había escuchado que no debías descuidar ninguno solo de sus movimientos o terminarías muerto, pero antes de poder hacer algo, el demonio se le abalanzó hasta hacerlo caer de nuevo a su cama, su mano cubrió su boca, y sus ojos no dejaban de verse.
El chico pronunció unas palabras muy amenazantes que a Yamada hicieron temblar del miedo, “No quiero morir” cerró sus ojos rogando porque aquel ser no le hiciera daño. Nervioso, hizo todo lo que el demonio le pidió, incluso él mismo decidió quedar inmóvil para no llamar la atención del maligno, respiraba sumamente lento mientras sentía que poco a poco el demonio comenzaba a bajar de su cuerpo. Sonrió felizmente, sin saber que los problemas comenzarían solo con ese encuentro.
Antes de que aquel ser se bajara por completo de su cuerpo, las puertas de la habitación se abrieron con suma rapidez, evocando una onda de viento que hizo retumbar la ventana, entrando el director “Negro” y su horda de seguidores (como se les dice por ser los que siempre siguen en todo al director).
Director: -Muy bien ¡Dónde rayos estás demonio!- gritaba con una fuerza que casi Yamada podía sentir retumbar su cama con aquel rugido
El demonio quedó paralizado, y al parecer también los que entraron sin permiso, pues no se escuchaban sus movimientos, “¿Qué pasó?” se preguntaba aterrado Yamada, que aun se encontraba debajo de aquel demonio, el cual al sentir que se movía no dudo en dirigirle una mirada siniestra al pobre vampirito, haciéndole sentir débil. El demonio se le acercó a su oído y con suaves palabras le susurró
Demonio: -Será mejor que me ayudes a escapar~ de lo contrario... no te dejaré vivir~-
Estas palabras hicieron que el pobre Yamada se pusiera blanco de la impresión.

Mientras tanto, al otro lado de la cortina que dividía esa habitación, se encontraban el director y sus dos concejales, junto al guardia de seguridad que no podían dejar de sorprenderse por lo que sus ojos veían. La silueta de un chico sobre otro, tirados en el suelo. El de encima no poseía camisa o alguna prenda visible y el de abajo estaba más que encendido del color rojo en su cara.
Director: -¡QUÉ RAYOS PASA AQUÍ!- se llevó sus manos a la cintura, denotando enojo
Concejal 1:- ¡Señorito Chinen! ¡Señor Nakajima! ¡QUÉ SON ESTAS EXHIBICIONES POR AMOR A TODO LO BUENO DE ÉSTA VIDA!-
El otro concejal y el guardia estaban que no se aguantaban de la risa, pero el chico desnudo no hizo más que fruncir el seño, señalándolos... claro... se trataba de Chinen Yuri, el nieto de Lord Vladímir , magno soberano en toda la raza de los vampiros.
Chinen: -No... ¡QUIÉN SE CREE USTED PARA IRRUMPIR EN MI MORADA A ESTAS HORAS DE LA MADRUGADA, INTERRUMPIENDO NO SOLO UN MOMENTO PRIVADO Y ESPECIAL, SI NO QUE HABLANDO TAN ACUSADORAMENTE COMO SI LO QUE HICIESE FUERA UN DESACATO A LA JUSTICIA! Pues bien señor, como se ha de dar cuenta... solo jugaba con Yuto... no hacíamos nada fuera de lo que normalmente hacemos y no desobedecía a ninguna regla en especial... es más, ustedes son los que faltan al respeto al no tocar ¡ANTES DE ENTRAR A LA FUERZA! ¡NADIE LES DIO PERMISO DE ENTRAR Y ESO ES FALTA DE MORAL A MI PERSONA!- se cruzó de brazos haciendo un puchero que no solo era lindo, con la falta de ropa, lo hacían ver exquisitamente tentador
Director: -Sea como sea... No esta bien exhibirse de esta manera... niños- dijo ya nervioso al no poder apartar la vista del cuerpo de aquel ser tan perfecto –Será mejor que se vista y que no haga esas cosas en esta escuela... ¿Debemos recordarle acaso que están en una escuela donde la inmoral se muestra como “impulso sexual” u otro tipo de exhibiciones?
Concejal 2: -No esta permitido hacer ese tipo de cosas en estas instalaciones-
Chinen: -No hay nada de eso en el reglamento-
Concejal 1: -No creímos que fuera necesario ponerlo... pero desde mañana lo colocaremos- decía mientras sacaba su libretita de mano para anotar algo
Chinen: -Bien... pues aun no pueden castigarnos por hacer esto... – se llevó sus manos a la cintura sin agachar la cabeza y sin dejar de ver a los presentes con suma molestia
Nakajima: -¿Ya te puedes levantar? Antes de que nos castiguen...- al fin pronunciaba palabras, luego de haber tenido un shock por vergüenza.
Chinen  se volteo a verlo con una sonrisa de oreja a oreja, acercándose muy sensualmente para acariciarle los labios con la punta de sus dedos, lamiéndose los suyos como invitándole a besarlo, cosa que hizo a Nakajima sonrojar a más no poder y cerrar sus ojos
Nakajima: -Ya... Ya...- decía tartamudeando
Chinen: -¿Ya? – se acercaba peligrosamente a Yuto
Nakajima: -¡YAMADA!- en un impulso volteó a donde la cortina que cubría la “habitación” del nombrado se encontraba
Chinen: -¡NO LO LLAMES!- bufó, pero antes de poder hacer algo, el director lo tomó por los hombros y le colocó una manta, haciendo que los otros tres que lo acompañaban se dirigieran a la cortina de Yamada.
Director: -Es muy raro que Yamada-kun no haya respondido... vallan a ver que sucede...- le indicó con la mano a seguir

Yamada temblaba al ver que los pasos se acercaban amenazando con descubrir al demonio y acabar con su vida
Demonio: -Vamos... ¡haz algo!- susurraba temblando, se notaba su nerviosismo
Yamada:- Yo... Yo...- miraba para todos lados buscando un lugar apropiado, pero no había ninguno que le pareciera adecuado, hasta que por fin se le ocurrió una idea
Demonio: -¡ahora!- miraba hacia la cortina que no se percató cuando el vampiro lo tomó por las manos y lo tiró hacia la cama, dejándolo boca arriba.
Yamada: -No hagas ruido y no te muevas – le advirtió antes de subirse a su pecho y cubrir su cabeza con un gran almohada y unos peluches, colocando Yamada cada una de sus piernas al lado y cubriéndolas para hacer pasar los pies del demonio como suyos, acomodando otra almohada sobre la cobija y jalando un libro.

Los concejales abrieron la cortina, encontrando a Yamada leyendo, con sus lentes y una pequeña lámpara de mano a un lado
Yamada: -¿Qué ya no puede leer uno en la comodidad de su cama? Ya molestan...- resopló molesto quitándose los lentes -¿Y bien? ¿Cuál es el motivo de su visita?-
Concejal 2: -¿Lees en la madrugada?-
Yamada: -¿Eso importa?- le dedico una mirada de incomodidad
Concejal 1: -NO contestes así... responde a lo que se te pregunta-
Yamada: -Valla~ - suspiró- Lo hago cuando los gritos del otro dormitorio me arrebatan  mi tranquilidad... ¿Contentos?- dejó el pequeño libro a un lado
Concejal 2: -Unos demonios han venido a hacer destrozos... Vieron a uno de ellos rondar por acá y entrar a una de las habitaciones... con la ventanilla abierta- revisaba debajo de la cama mientras el oficial revisaba la ventana
Oficial: -pues esta ventana esta cerrada- revisaba cada detalle
Concejal 1: -¿No fue cerrada por el impacto del viento al entrar?- se acercó para verificar
Oficial: -No...-
Yamada veía los movimientos de los concejales, Chinen y Yuto fueron llevados a sus camas por el director que revisaba debajo de ellas.
Yamada: -Es imposible que haya entrado por acá, lo hubiese visto... además... ¿No ya lo hubieran encontrado?... es decir... los demonios tienen un olor característico que es muy difícil de evitar-
Oficial: -Para nosotros es imperceptible... Los licántropos son los únicos que tienen ese tipo de aroma- contestaba sin ningún tipo de queja
Yamada: -Entonces... Dudo que los demonios sean tan inteligentes como para escaparse de personas tan capaces como los presentes...- sonrió de forma amplia
Consejal2: -¿Acaso se burla de nosotros?-
Yamada: -Es un cumplido... de cualquier modo... si las visitas nocturnas a esta habitación ya han concluido ¿Me permitirá por favor seguir leyendo? Más al rato el sol alcanzará mi ventana y me veré obligado a levantarme de mi sitio para asistir a sus clases...-
Oficial: -Se nota cuanto quiere a la escuela- utilizó su típico tono de sarcasmo
Yamada: -La escuela no es lo que me fastidia...- sonrió de nuevo colocando su mano derecha bajo su barbilla, el estar así lo presionaba a ahuyentar a los presentes lo más rápidamente posible
Director: -Parece que acá no hay nada... Vamos, tal vez fue en otra habitación...- dijo a los concejales y el oficial para iniciar su retirada, haciendo que el pobre vampiro tomara un aliento de alivio por 5 segundos, pues su felicidad no duraría por más tiempo
Oficial: -Un momento... – se detuvo al pasar por la cama de Yamada- ¿Qué no son huellas de tierra?- se inclinó para raspar un poco de la tierra que estaba bajo la cama del nombrado- ¿Qué hacen estas huellas acá?- se alzó para ver más fijamente al ya nervioso vampiro
Yamada: -Bu-Bueno... los paseos son comunes para mí, así que puede que en alguno de ellos haya atraído tierra- se removió un poco entre las cobijas haciendo que el demonio que yacía bajo de si se quejara levemente
Oficial: -¿Qué fue eso?-
Yamada: -¡Mi estomago! Tengo hambre...- se tocaba su estómago haciendo caras de dolor
Concejal1: -¿A estas horas?- se acercaba de nuevo
Yamada: -Hay veces que me da... ¿Acaso es raro? Es normal...- se movía nervioso
Oficial: -¿Por qué está tan nervioso señorito Yamada?- camino intimidante hacia el pobre vampiro que ya se estaba muriendo de nervios. Las constantes preguntas y la amenaza le hacían estar tenso, lo cual no era bueno en esa situación
Yamada: -Yo... Bueno...- tragó saliva para aclarar su garganta- Eso es porque...
Bajo su cuerpo, el demonio estaba de igual o peor manera que Yamada, pues el escuchar los pasos del oficial acercarse le hacía tiritar inconscientemente
Oficial: -Responde...- colocó con suma delicadeza su mano sobre la pierna de “Yamada” haciendo que esta brinque de la reacción -¿Eh?-
Yamada:- ¡FRIO!- gritó sin saber que más decir
Consejal1oficial: -¿Qué?-
Yamada: -Que... tengo frio... es decir, la noche es fría y es normal que mis pies tiemblen de frio... – quitó con rapidez la mano del oficial y comenzó a frotar las piernas del demonio sin pensarlo- el frio en estas épocas del año se vuelven insoportables...- seguía frotando provocando un ligero sonrojo en las mejillas del demonio, cosa evidentemente que Yamada no percataba
Oficial: -Ya entiendo... y supongo que tus movimientos son por eso igual...- señaló hacia debajo de la gran almohada que tenía el vampiro
Yamada: -Si- palmeó abajo sintiendo que tocaba “algo” que no debía haber tocado, apartando las manos de inmediato al sentir atrás suyo un pellizco que le hizo quejarse tantito
El oficial y el concejal no terminaban de creerse la historia de Yamada, más por sus repentinas reacciones algo sospechosas, por lo que el oficial comenzó a destapar levemente los pies del vampiro para percatarse que no estuviera mintiendo.
Al ver la acción, Yamada sentía que su corazón se detenía y que sus ojos se salían de sus parpados con lo abiertos que estaban, mientras abajo el demonio rogaba por no ser descubierto en esa posición tan vulnerable... maldijo haberle hecho caso a sus compañeros de juego.

Continuará....

4 comentarios:

  1. wuauuuu...este capi si que estuvo de suspenso...
    pobre dai y yamada serán acaso descubiertos???

    ojala que noooo...ojalalal...

    kira conti pronto...cada vez se pones mas interesante,,,,siiii ^^

    psdt: gracias por este capi..estuvo muy bien >_<+

    ResponderEliminar
  2. jajajaja pobre dai-chan! jajajaja me encanta el caracter de chinen! jajajaj es un uke loco y yuto muy timido! XD ajajajaja me pregunto q hara yama-chan ahora!
    espero q chii y yuto lo ayuden! ahhh
    espero la conti!!!!
    *la musica de fonde me encanta! XD encaja bien!!!!*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chii es un uke acosador
      así lo catlogué -w-
      ¿¿¿hahah esa musiquita???
      lo sé!!
      yo también la amo *O*
      Kyo-chan escogió bien
      XD

      Eliminar
  3. Menuda tensión! >.< Esperemos que no los encuentren... u_u
    ¡De verdad que la trama está increíble! ¡Me encanta! *3*
    Y además parece que es Ariyama *______________* <3

    ResponderEliminar